Bebé alimentado con dieta alternativa pesaba 4 kilos cuando murió con el estómago vacío

Hace cinco días ya, The Independent publicó una noticia que pone los pelos de punta. En el municipio de Beveren (provincia de Flandes Oriental), Bélgica, un bebé de apenas 7 meses de edad, falleció después de que sus padres le impusieran una dieta sin lactosa ni gluten, y solo proporcionándole productos que vendían en una tienda de productos naturales. En concreto, leche de quinoa, de sémola, de avena y también arroz.

Estos alimentos no aportan nutrientes ni las vitaminas necesarias para que un bebé se desarrolle correctamente.

El bebé llevaba por nombre Lucas y sus padres eran Peter y Sandrine. Fueron ellos quienes le “diagnosticaron” intolerancia a la lactosa y al gluten, lo que los llevó a decidir que cambiara su dieta.
Lucas, lejos de ganar peso, en ocasiones lo perdía y comenzó a ser víctima del hambre, por lo que, en lugar de llevarle a un hospital, decidieron ponerlo en manos de un médico homeópata. Pasados unos días, murió.

Los padres fueron detenidos y ahora serán juzgados por la muerte del menor. La abogada defensora ha dicho que ellos en ningún momento quisieron causarle daño y que creían de verdad que era intolerante al gluten y la lactosa. 

Su sentencia será dada a conocer el próximo 14 de junio. El caso ha atraído la atención de los medios locales e internacionales.

Les compartimos el comentario del canal VibrioVibrensis, un canal de divulgación de la biología. 

No hay comentarios.

ArgoffTV. Con tecnología de Blogger.