El exorcista que no pudo contra sus propios demonios


José Luis Portela, sacerdote del santuario de San Campio, en Tomiño, una localidad gallega, es experto en demonología y también exorcista. Según dicen, ha sobrevivido durante más de 40 años al combate de los demonios que poseen el cuerpo de algunos fieles... Y ahora es acusado de violación.

Su fama era tal que según los expertos en el tema, era el más grande exorcista de España (otros dicen que es José Antonio Fortea,  aunque la última palabra, digo yo, la deberían tener los demonios). 

Según han informado los diarios españoles, acudió a la sentencia confiando en que sería absuelto, pero la Audiencia Provincial de Pontevedra ratificó la condena, aunque claro, como dice el dicho, “Dios aprieta pero no ahorca” y no podía fallarle al sacerdote. Fue condenado a un año, sí, ha leído bien, a tan solo un año de cárcel y también al pago de 4 mil euros, por agredir sexualmente a una feligresa.  

Los hechos denunciados ocurrieron una noche de agosto de 2014, en la sacristía. Según la sentencia, el acusado, "con ánimo de satisfacer sus deseos sexuales, abrazó a la feligresa, le introdujo las manos por debajo de la ropa y le tocó los pechos". El juez considera probado que el padre Portela le pidió a la víctima que "le besara al tiempo que la agarraba y le besaba el cuello diciéndole ‘Dios quiere que estés bien".

Al parecer, la víctima comenzó a tener problemas de insomnio después del suceso y acudió a su médica, frente a quien se sinceró. Fue ella quien denunció los hechos. Durante el juicio, el cura afirmó que "la doctora solo denunciaba porque tenía envidia de que él curase a gente que ella no podía curar".

También acusó a la víctima de pertenecer a una secta satánica.

No hay comentarios.

ArgoffTV. Con tecnología de Blogger.