¿AMLO es de izquierda?


Esta parece una pregunta obvia no solo para sus militantes sino para “cualquiera” medianamente informado sobre la política mexicana. Para los militantes de su partido inclusive es motivo de indignación el cuestionamiento hacia su líder el cual, literalmente, consideran que salvará el país.

Y es que la respuesta a dicha pregunta solo se puede responder afirmativamente. López Obrador pertenece a una izquierda que podemos ubicar a mediados del siglo XX. En efecto, como Carlos Illades explica en su texto De la Social a Morena, el tabasqueño pertenece a una tradición preocupada por la desigualdad y el fortalecimiento del Estado Mexicano ante la amenaza estadounidense sin embargo, y agregaría yo, igualmente autoritario, reticente a la crítica y aficionado a negociar a espaldas de la opinión pública. 

Ello explica su resistencia a respaldar los derechos de minorías, que cualquier agrupación de izquierda no duda en apoyar, como el de las mujeres a decidir si quieren abortar o no, el matrimonio y la adopción por parte de parejas del mismo sexo. Y ni hablar de su timidez, o cobardía, ante la Iglesia católica. Mejor un ex salinista como Ebrard se decidió a lo anterior. Ya ni hablar de iniciativas como la Renta Universal Básica o el recorte de la jornada laboral.

Porque López prefiere no entrar en fricción con grupos que pudieran lastimar su base militante excepto cuando los considera sus subalternos y los maltrata con condescendencia como hace unas semana a Carmen Aristegui, quien lo ha tratado de manera cordial y le ha dado oportunidad de proyectarse cuando el duopolio televisivo no se le permitido, y esa es una de las muestras de su autoritarismo, tan de mediados de siglo XX, tan del nacionalismo revolucionario priista de la vieja escuela ¿Alguna vez ha criticado a Echeverría?

Sencillamente es un político ambiguo como el mismo PRI lo ha sido pues no debemos olvidar su origen y escuela priista, nacionalista revolucionaria pero priista al fin.
Por lo cual considero, en este momento, no podemos considerar a AMLO a la izquierda, sino en el centro, dado que tanto el PRD, el PRI y el PAN están a la derecha. El que no haya opciones no implica conformarnos con la menos mala. Esa la izquierda autoritaria caudillista con la que quienes fueran estalinistas se sienten tan a gusto.

Mtro. Ángel Escamilla
Proletario de la pluma, administrador de Unión Mexicana Atea y colaborador para Argoff TV.

No hay comentarios.

ArgoffTV. Con tecnología de Blogger.