¿Cuándo nos han preguntado?

Foto: Presidencia de la República

Después de mucho tiempo sin encontrar ningún interés para escribir, hoy me encuentro aquí sentada frente a mi PC preguntándome, ¿qué pasa con mi país? 

Y es que no podemos negar que los mexicanos estamos viviendo una de las crisis más profundas e irreversibles, y con irreversible me refiero a que México después de este momento no puede ser como antes; porque no se trata de una crisis económica, se trata de una crisis estructural. 

Y entonces al pensar en la crisis estructural, no puedo dejar de pensar en todos los Institutos, Órganos de gobierno, Sindicatos, empresas y sobre todo el Gobierno en todos los niveles los que han no solo permitido, sino incentivado a que la crisis haya permeado en todos los sectores de la población. 

Es una tristeza qué siendo un país con tanta riqueza, de todas las riquezas que puedan existir, sigamos sometidos a esta podredumbre que nos corroe y se intensifica en la sociedad. 

Pero ¿Cuándo nos han preguntado algo?

No quisiera hablar de casos específicos, creo que cada persona que lea este artículo evocará esos casos particulares, más bien me gustaría hablar de lo General. 

Esta pregunta no solo tiene muchas respuestas que pueden llevarnos a distintas conclusiones, pero que primordialmente nos harán reflexionar. 

Porque pensémoslo bien, cuando uno es el de más alto nivel, cuando uno gobierna, ¿Por qué tendría necesidad de preguntar?

Algunos responderán, pero vivimos en democracia por lo que el pueblo debe tomar las decisiones; Por supuesto vivimos en democracia, en democracia representativa, esto quiere decir que una vez que se ha elegido el representante “democráticamente” en las urnas, su voz es la voz de los representados.  Pero pensémoslo otra vez. 

¿Quiénes son los representados? En teoría (donde todo funciona bien) los representados somos todos, el pueblo, pero cuando uno piensa en democracia, piensa en función de la mayoría, y entonces cuando uno lo vuelve a pensar, tiene mucho sentido que nadie nos pregunte nada. 

¿Por qué? Porque los que gobiernan son minoría, son minoría siempre, porque esos que están ahí “democráticamente” son la transformación de lo más corrupto de la política mexicana.

Desde las elecciones con Salinas de Gortari hemos sido testigos TODOS LOS MEXICANOS (adultos, niños, jóvenes, ancianos, todas las personas) de como se roban nuestros deseos, nuestros sueños, lo que nos hace vivir en libertad, elección tras elección, todas las instituciones, las empresas, los ciudadanos, hemos cedido al robo, hemos permitido que nuestro voto solo sirva para que se burlen de la democracia.  Que a estas alturas la democracia para los mexicanos sea una palabra vacía, sin sentido, en un país dónde “democráticamente” va ganar el que tiene más poder y quien pueda robarse los votos discreta o indiscretamente.  Va ganar el que tiene más nexos con las empresas proveedoras de servicios y puede pagar millonarias sumas para ejercer el poder. 

Y no es que no quiera ser positiva, pero miremos hacia atrás, ellos han ganado, y se han multiplicado, se dividieron los colores y se pelean el país.  

¿Y a nosotros, por qué no nos han preguntado nada?

Pues lo más claro es porque no les interesamos, voltea a ver a tu alrededor, fuera de tu casa, deja de ver tu celular por 15 segundos y contempla tus calles, la gente, ¿Qué ves? ¿Así tu tendrías tu ciudad?  ¿Crees que es lo que te mereces tú? ¿Y por qué lo permites? ¿Por qué hemos permitido que no nos pregunten, que no nos tomen en cuenta? 

Lo permitimos porque probablemente la mayoría de los mexicanos esta tan preocupado por generar ingresos para mantener a sus familias, que no tiene tiempo de preocuparse por la gestión del gobierno.

Recordemos que más del 46% de los mexicanos vive en extrema pobreza ¿quién con hambre y con el salario mínimo tendrá ganas siquiera de tratar de resolver el problema de la corrupción?  bastante injusta es su vida como para que se llenen de ira solo de pensar los malos manejos de miles de millones de pesos. 

Y el otro tanto, pues… Está tratando de subsistir con los sueldos risorios que permite el Gobierno Mexicano, que ni siquiera se ajusta a una media internacional.  

Piénsalo el salario mínimo de hora trabajada en EUA equivale a 12 horas de salario mínimo en México. 

Pero… ¿Por qué no nos preguntan???

Porque no les interesamos, sin embargo, estamos en el momento específico para generar cambios, generar cambios que puedan romper las estructuras, y para generar esos cambios es necesario que, los que queremos participar empecemos a usar los recursos que tenemos disponibles para evidenciar la podredumbre, dejemos en evidencia que las leyes mexicanas, la política mexicana, y muchas de las empresas mexicanas más grandes están corrompidas.

Dejemos en evidencia que su ineptitud ha cimbrado la nación y que todos los mexicanos somos testigos, aunque nadie nos pregunte nada, nosotros somos testigos que las Instituciones y el gobierno mexicano esta corrompido hasta las entrañas.  


María Fernanda Amador Tornero

Licenciada en Estudios Internacionales
Maestra en Gestión y Desarrollo Social
Universidad de Guadalajara

No hay comentarios.

ArgoffTV. Con tecnología de Blogger.