El Partido Encuentro Social y las sectas evangélicas


El 30 de octubre del año 2006 la asociación civil “Agrupación Política Estatal Encuentro Social” obtuvo su registro como partido político en Baja California. A partir de ese momento sería conocida como Partido Encuentro Social (PES). Al año siguiente de su creación, se coaligó con el Partido Acción Nacional (PAN) y alcanzó una diputación estatal. 

Desde su nacimiento, quisieron atraer el voto de los cristianos evangélicos y lo lograron. No solo porque sus iniciales son una referencia al ichtus cristiano, el símbolo cristiano del pez, sino porque su logotipo también hacía referencia a este signo de forma tan descarada que han tenido que modificarlo con el tiempo.
Propaganda del Partido Encuentro Social

Hace cuatro años, obtuvieron su registro a nivel nacional, pero ya desde entonces no pudieron escapar del escándalo. Después de conseguirlo, ocho de sus nueve asambleas fueron anuladas, porque los asistentes recibieron dinero por acudir.

Su fundador es el pastor de Casa en la Roca, Hugo Eric Flores Cervantes. Casa en la Roca es una iglesia cristiana con registro como ONG en México. No es un caso único. Por razones estratégicas muchas iglesias optan por aparecer como organizaciones civiles, sobre todo las iglesias cristianas.



No obstante, Casa en la Roca es un caso especial. Fue fundada por Alejandro Lucas Orozco Rubio, extitular del Instituto Nacional de las Personas Adultas Mayores (Inapam) y por su esposa Rosa María de la Garza Ramírez expresidenta de la Comisión de Lucha contra la Trata de Personas de la Cámara de Diputados. Juntos apoyaron la campaña por el PAN del expresidente Felipe Calderón en 2006.

Ya entonces se hablaba de la importante influencia que habían alcanzado, sumando a sus filas a funcionarios de la Procuraduría General de Justicia, miembros de la Secretaría de Seguridad Pública, soldados y policías federales.

Siempre me he preguntado si el estatus de esta organización como asociación civil y no como culto religioso, no respondió a una decisión estratégica de corte político. El artículo 130 de la constitución dice lo siguiente: 

“En los términos de la ley reglamentaria, los ministros de cultos no podrán desempeñar cargos públicos. Como ciudadanos tendrán derecho a votar, pero no a ser votados. Quienes hubieren dejado de ser ministros de cultos con la anticipación y en la forma que establezca la ley, podrán ser votados.”

Si su iglesia se mantiene como una ONG, entonces no hay impedimento para ejercer como “líderes” y luego como servidores públicos en cargos de elección popular.

Pero volviendo al tema del Partido Encuentro Social, con este sucede igual. El pastor y fundador de partido Hugo Flores, fue “seleccionado” por casualidad, durante el gobierno de Felipe Calderón, para ocupar un cargo en la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales (SEMARNAT), aunque tuvo que abandonar su puesto apenas seis meses después, cuando lo acusaron de alterar un documento de costos y beneficios para las oficinas centrales. Desde entonces está inhabilitado para ocupar cargos públicos.

Obviamente, los objetivos del partido pueden adivinarse: se oponen al aborto, al matrimonio entre personas del mismo sexo, A la pornografía, e intentan presentar su ideología religiosa como una revolución moral de la que es preciso que todos participemos.

Así, por supuesto, han llegado a firmar acuerdos con el Frente Nacional por la Familia, conformado por un segmento del Partido Acción Nacional y también de la Iglesia Católica.

Lo que ha tomado por sorpresa a los simpatizantes de del Movimiento Regeneración Nacional (MORENA), es que su líder moral, y por tercera vez candidato a la presidencia, Andrés Manuel López Obrador, haya conformado una alianza con el PES. Se pasa por alto que él siempre ha sido cristiano evangélico y que sus ideas, a pesar de haberse vinculado con las izquierdas, siempre han sido las mismas. En algunas ocasiones llegó a decir que era católico, pero esto seguramente se debió a que no quería hacer pública su fe. De hecho, por él mismo nunca se ha hecho pública la verdad, aunque existen fotografías suyas participando en los rituales de una iglesia evangélica.

La importancia de todo esto estriba al final en que no se están dando las condiciones para respetar el estado laico y que esto es algo que perjudica, no solo las libertades en nuestro país, sino que pone en riesgo a la educación y hace que la honestidad sea algo que cada vez veamos más como un lujo y algo ajeno.

Como podemos ver y entender ahora mismo, pero también a lo largo de la historia, no hay nada de aceptable en el comportamiento que tienen las iglesias cuando alcanzan el poder político. Y en México hace siglos que ese punto, precisamente, lo hemos tenido a raya. A pesar de que cada cierto tiempo, alguien quiera llevar a cabo cambios que beneficien a algún credo.

Es por todos que debería respetarse al estado laico.

Para saber más:

Aspirantes a la Presidencia son católicos, excepto López Obrador

A AMLO no le alcanza el voto cristiano. Necesita también a las putas, a los putos, a los pachecos, a las feministas, a los ateos y a los progres. No puede darse el lujo de darnos por sentado.

Rosi Orozco: La trata de personas y el uso político (2 de 3)

Oscuro pasado del lider de Encuentro Social

Con tintes de liturgia cristiana, AMLO protesta como candidato presidencial del PES

No hay comentarios.

ArgoffTV. Con tecnología de Blogger.