Falsas noticias y manipulación en medios preocupan a mexicanos


Edelman, una prestigiosa empresa consultora especializada en servicios de marketing y relaciones públicas con sede en Estados Unidos ha publicado la encuesta anual de confianza y credibilidad que lleva por nombre Edelman Trust Barometer. Esta encuesta comenzó a realizarse en el año 2001 y actualmente es considerada como una de las más importantes para medir el nivel de confianza a nivel mundial.

La encuesta es realizada por un equipo de doscientos analistas, consultores e investigadores que se especializan en el manejo de estadísticas que arrojan importantes datos sobre la confianza en cuanto a instituciones clave: Medios de comunicación, empresas y gobiernos.

Este año su barómetro ha revelado que la confianza en general se ha mantenido sin cambios con respecto al año anterior, al que llamaron “Confianza en Crisis”, sin embargo, revela interesantes datos en lo que respecta a México, donde las personas se han mostrado notablemente preocupadas por las noticias falsas.

Debemos recordar que durante los últimos meses el país ha sido castigado por los sismos y que muchos blogs, videobloggers y medios de comunicación, hicieron mal uso de la información transmitiendo rumores o suposiciones infundadas que alarmaban a la población. 


Según esta encuesta, México, Argentina, España e Indonesia son los países donde la gente piensa que incluso estas noticias falsas podrían estar siendo utilizadas como arma con algún fin comercial o político. De ahí que un 43 por ciento de los mexicanos hayan perdido su confianza en los medios de comunicación y que esta cifra se eleve hasta el 53 por ciento entre la población más informada.

Pero algo muy importante y que debería resaltarse es que esta crisis de confianza se traduce también como una crisis de liderazgo y también como un abandono de autoridades y medios de sus principios y objetivos. Algo así no solo significa que el estado no dirige el timón, sino que es débil y muy vulnerable.


Pero me gustaría ser optimista y ver el estudio como un buen inicio y hasta como una buena noticia, aunque parezca extraño. Vaya, no es que las falsas noticias sean cosa buena o moralmente aceptable, que es lo que escuchamos decir cuando alguien cree que “el fin justifica los medios”, y tampoco que al público no le sea tan sencillo distinguir entre noticias falsas y verdaderas, pero sí que estén preocupados por ello.

Si bien la información es muy importante para la toma de decisiones, antes también lo es distinguir cuál es veraz. La información siempre ha sido una importante herramienta política que perjudica a quienes tienen intereses personales en que los hechos y los derechos se mantengan lejos de la vista y empolvados en un rincón. El engaño es redituable, por supuesto, y en tiempos de engaños universales, como diría George Orwell, decir la verdad se convierte en un acto revolucionario.

Este año, año electoral, por cierto, no estará de más recordarlo.

No hay comentarios.

ArgoffTV. Con tecnología de Blogger.