Inglés ofrece 10 mil euros por foto que demuestre que el planeta es esférico


Con este título casi podríamos pensar que se trata de una broma, pero no lo es. George Stirrup, creador de contenidos del canal Free Energy Therapy, ha lanzado un “reto” a lo que él llama “creyentes de la esfericidad de la Tierra”. 

George Stirrup es un británico de 35 años de edad que radica en Benidorm, una ciudad de Alicante a orillas del mediterraneo y trabaja, cómo no, en terapias alternativas. Algo que ha llamado Terapia de Energía Libre, y que, -como si no fuera suficiente-, une lo mejor de las pseudociencias medicinales con las pseudociencias sobre energía libre.


Según cuenta, cree que las matemáticas de pitágoras indican que por cada milla cuadrada debería haber aproximadamente veinte centímetros de curva. Al vivir en una ciudad con edificios altos, cree que de ser esto cierto, no podría ver los Edificios de San Juan de Alicante completos, que están a 33 kilómetros de distancia.

También afirma que no se ve la circunferencia desde Dénia hasta Ibiza, observándose la isla entera aunque haya entre estas casi cien kilómetros de distancia.


¿Dónde está el truco?

El truco, en primer lugar, es que no quiere fotografías de la NASA, porque, según él, están falsificadas con Photoshop, aunque claro, cuando dice NASA se refiere de manera coloquial a todas las agencias espaciales, astronautas e instituciones de todo el mundo, porque participan de un montaje. Hay que recordar que una idea común e inicial en esta clase de supuestos, es que existe una conspiración mundial que incluye a absolutamente todos los miembros de cada agencia espacial, a universidades, institutos, organizaciones no gubernamentales, matemáticos, físicos, astrónomos e ingenieros y toda persona con cargo o cierta autoridad moral o científica que no esté de acuerdo con su fe.

Así, para ellos, cualquier foto no será real a menos que ellos mismos aceptaran que es real, lo cual, por obvias razones no sucederá.

De hecho, sus cálculos siempre tendrán que partir de ideas superadas o teorías antiguas u ocurrencias modernas, pero que respalden sus propias suposiciones, pasando por alto que en buena medida, por ejemplo, el mundo moderno funciona gracias a los satélites en órbita y tecnología de rastreo y localización tales como el GPS.

Por otro lado, aun pasando de largo que algún astronauta, como el mismo español Pedro Duque, que en alguna ocasión ya se han encontrado con esta clase de creyentes, mostrara sus propias fotografías, y que estas fueran aceptadas como reales por ellos mismos, han llegado al punto de asegurar que la esfericidad, que califican de aparente, es producto de la distorsión generada por la lente de la cámara o que se ve así como producto de la perspectiva y del ángulo en que se ha tomado la foto.
Para concluir, hay que decir que la circunferencia de la Tierra no se alcanza a ver desde un edificio alto, por más alto que este sea. El cálculo más acertado es de 10 mil metros de altura. El de un vuelo comercial de gran altura. Y aun así, nuestro planeta es tan grande que la curvatura es de solo 0,056°. A una escala más pequeña, es algo parecido a intentar percibir la curvatura de un objeto esférico de 10 metros desde una distancia de 56 centímetros.

La única forma de percibir bien esta curvatura, sería elevarse por encima de los 15 mil metros, algo que por el momento solo los vuelos militares, las agencias espaciales y muy pocos civiles podrían permitirse.

¿Está reservada la visibilidad de la forma de la Tierra exclusivamente a los astronautas? No. Miles de personas hemos sido testigos de ella, y muchos lectores también. La podemos apreciar durante los eclipses de Luna, cuando el sol se encuentra al otro lado de la Tierra y la sombra de nuestro planeta se proyecta en el satélite.

De hecho, es este fenómeno el que llevó a muchas civilizaciones en el pasado a deducir que la tierra no era plana. En realidad, la búsqueda de una Tierra plana está más cerca de la mitología y la religión que de la observación directa realizada por los estudiosos del pasado de los fenómenos astronómicos.

No hay comentarios.

ArgoffTV. Con tecnología de Blogger.